lunes, 19 de julio de 2010

LOS ELEMENTOS DEL PROCESO COMUNICATIVO



  • La FUENTE o EMISOR: el que produce o codifica el mensaje y lo difunde con la intención de comunicar algo. En la comunicación humana el emisor puede ser un individuo, un grupo de personas o una institución.
  • El MENSAJE: La “información elaborada” que se transmite de un punto a otro. En todo mensaje hay que distinguir la forma y el contenido; no debe confundirse con la información misma -el contenido- o con el referente –realidad sobre la que se da la información.
  • El DESTINO o RECEPTOR: el que recibe el mensaje y lo descifra o descodifica;
  • El CANAL: elemento físico que pone en contacto a emisor y receptor y que permite que el mensaje llegue al destino (el cable telefónico, el papel, el fax, el aire...) El canal incluye también los órganos a través de los cuales se lleva a cabo la emisión y recepción. Hay canales naturales, como el aire por donde viajan las ondas sonoras desde que son articuladas por los órganos de fonación hasta que son oídas, y hay canales artificiales, como un libro, un cable, la radio, la televisión... Los canales de comunicación son origen de perturbaciones -ruidos- que dificultan la comprensión del mensaje; por eso, a veces, en los mensajes hay repeticiones o redundancias.
  • El CÓDIGO: conjunto de signos y las reglas de combinación de esos signos que nos permiten cifrar o codificar el mensaje. Mediante el código el emisor transforma la información en un determinado mensaje, es decir, codifica la información.
  • El CONTEXTO o entorno: conjunto de circunstancias de la realidad que afectan al emisor y al receptor en el momento de emitir o interpretar el mensaje y que pueden hacer variar su significación. Incluye los mensajes anteriores y posteriores (contexto lingüístico) y el espacio, tiempo y circunstancias socioculturales (conocimientos y formación cultural de los interlocutores) en las que se produce la comunicación (contexto extralingüístico o situación comunicativa) y que determinan la correcta interpretación del mensaje. Interpretar correctamente las señales equivale a descubrir el significado de su conjunto en un contexto determinado.
  • En algunos tratados se distingue entre ‘contexto’ y ‘situación’ (o “contexto lingüístico” y ”no lingüístico”). La ‘situación’ (contexto del acto de la comunicación) estaría formada por el conjunto de circunstancias extralingüísticas que ayudan a interpretar correctamente un mensaje; sería un fenómeno extralingüístico. El ‘contexto’ (contexto en el seno del mensaje) sería el conjunto de palabras que rodean a un término dado y que aclaran su sentido; sería un fenómeno lingüístico. A veces, en vez de contexto, se habla de ‘CONTEXTO de REFERENCIA’: la realidad a la que se refiere y el conjunto de circunstancias extralingüísticas que rodean el mensaje y que son conocidas por los interlocutores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada